Crisa desarrolla la estación meteorológica para el “Curiosity”, el nuevo rover de exploración marciana de la NASA

El rover Curiosity, que aterrizó en Marte el 6 de agosto, lleva 10 instrumentos científicos a bordo. Uno de ellos es una estación de monitorización medioambiental desarrollada por Crisa.



Mosaico de imágenes tomadas el 7 de agosto por el propio Curiosity donde se pueden ver algunos sensores de REMS: uno de los dos sensores de viento en la parte inferior, el sensor de ultravioleta en el medio y parte del sensor de presión atmosférica en la parte superior. ©NASA/JPL-Caltech

El instrumento, denominado REMS (Rover Environmental Monitoring Station), está proporcionando informes diarios sobre las condiciones atmosféricas de la región donde se encuentra el rover. Para ello, REMS cuenta con una unidad de control y diversos sensores repartidos por el vehículo para medir parámetros como la presión atmosférica, humedad relativa del aire, radiación ultravioleta del sol, velocidad y dirección del viento y la temperatura del aire y del suelo.

Representación gráfica de las mediciones de REMS sobre la meteorología de Marte el pasado 28 de agosto. ©CAB

El objetivo último de REMS es llevar a cabo un estudio de los fenómenos meteorológicos y una caracterización del clima. El resultado de este estudio, junto con el estudio de la geología de Marte, ayudará a definir y planear posibles misiones futuras de exploración humana.



Montaje de los sensores del instrumento REMS a bordo del rover Curiosity en el área de montaje de vehículos espaciales del Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California. Imagen por cortesía de NASA/JPL-Caltech

El desarrollo del instrumento REMS es fruto de un acuerdo bilateral de colaboración entre la NASA y España a través del CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) y del INTA (Instituto Nacional de Técnica Aerospacial). Su diseño ha sido gestionado por el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), siendo Crisa contratista principal del instrumento y líder del consorcio formado entre otros por el Instituto Meteorológico Finlandés, la Universidad Politécnica de Cataluña, el Instituto Jena para Alta Tecnología Física (Alemania), Aurelia SpA (Italia), Alter Technology (España), el Instituto de Microelectrónica de Sevilla y la Universidad Carlos III de Madrid.

El objetivo del Curiosity será caracterizar el clima y la geología de Marte, determinar si ha existido alguna vez vida sobre su superficie y sentar las bases tecnológicas para futuros programas de exploración tripulada. Para ello el vehículo recorrerá unos 200 metros diarios durante al menos un año marciano, 687 días en la Tierra, equipado con tres cámaras, cuatro espectrómetros, dos detectores de radiación, un sensor atmosférico y una estación meteorológica.

 

 
[Imprimir]